La Semana Mundial de la Lactancia se celebra para fomentar la lactancia materna y mejorar la salud de quienes amamantan y lactantes en todo el mundo.

Es una responsabilidad compartida, un derecho que debemos cuidar y promover entre todos y todas porque involucra no solo a la madre o persona gestante y bebes sino a la familia, Estado, empresas, sindicatos, comunidad, ámbito laboral, y también es una actividad que proteger al planeta.

El sector privado es clave en aportar a la corresponsabilidad en las tareas de cuidado, incorporando normas que tiendan a conciliar la vida familiar y laboral de los trabajadores y trabajadoras a efectos de que estas tareas, que actualmente continúan principalmente a cargo de mujeres, no impliquen una desventaja en sus posibilidades de integración, permanencia o reintegración en su vida laboral.

Cuidemos a quienes cuidan.

Tags: